Ir al contenido principal

Eugenio Derbez no es Adam Sandler



Se estrenó hace unos días Cómo ser un latin lover, la segunda película de Eugenio Derbez en Hollywood. Sí, en Hollywood, e independientemente de si su humor gusta o no, lo cierto es que esta cinta y No se aceptan devoluciones han sido éxitos de taquilla en los Estados Unidos.

Cómo ser un latin lover tiene como protagonista a Máximo (Eugenio Derbez), un gigoló que logró seducir a una millonaria bastante mayor que él, quien, tras 25 años juntos, decide abandonarlo por un nuevo novio mucho más joven, terminando así su vida de lujos y riqueza a costa de su octogenaria esposa, viéndose obligado a buscar refugio con su hermana Sara (Salma Hayek), a quien no ve desde hace años.

Además de Hayek y Derbez, la cinta cuenta con un reparto de caras conocidas por el público norteamericano. Así, aparecen Michael Cera (Scott Pilgrimm, Super Cool), Kristen Bell (El club de las madres rebeldes), Rob Lowe (The Outsiders) y Renée Taylor (la mamá de Fran Fine en La Niñera), que logran sumar puntos a su favor y ser un gancho para captar audiencias.

La película se desarrolla en gran parte en la relación entre Hugo (Raphael Alejandro), hijo de la hermana de Máximo, quien es huérfano y a sus 10 cortos años encuentra en su tío una figura paterna. Por su parte, el personaje de Derbez intenta enseñarle técnicas para conquistar a la niña que le gusta, aunque en el fondo está urdiendo un plan para poder conquistar a otra ricachona. Es en esas escenas, cuando el niño es enseñado a cómo ser un casanova, que la película tiene sus mejores momentos cómicos.

Bien podemos decir que es una película “Adam Sandleresca”, ya que nos presenta a un personaje masculino chistoso (o que quiere ser chistoso) interactuando con un niño, quien al final se gana su corazón, por lo que trata de hacer “lo correcto”. Hay mucho chiste de pastelazo y comedia física, además de situaciones absurdas y personajes cliché.


Pero Eugenio Derbez no es Adam Sandler. Si bien las películas de este último no han obtenido las mejores críticas (por no decir que han obtenido pésimas críticas y han sido unos tremendos flops), Sandler cuenta en su haber con buenas y muy buenas cintas, con un estatus de estrella y además proviene de una escuela exitosa como Saturday Night Live.

Otro aspecto en el que difiere de películas de Adam Sandler es que con todo y el mensaje que trata de proyectar la película, Máximo, el gigoló, no aprende la lección, no hay un cambio en su forma de vida producto de todo lo que vivió al ser abandonado por su esposa y de convivir con su hermana y sobrino. En cambio, en cintas como Click, Una esposa de mentira o Un papá genial, hay una reivindicación del personaje principal.

No se puede omitir que Cómo ser un latin lover tiene algunos chistes y gags que sí hacen soltar buenas risas, son buenas bromas, pero dentro de las cosas absurdas podemos decir, por ejemplo, que el joven por el que cambian a Máximo es nada más y nada menos que el personaje que interpreta Michael Cera que, sí es de mucho menor edad que el de Derbez, pero no posee un físico para ser modelo de ropa interior; además de que de la nada la viejita perdió el gran amor que decía sentir por su Máximo, lo cual se nos deja muy en claro cuando ésta le compra un McLaren a él como regalo de aniversario para ella.

Esta nueva película de Derbez, como mencionaba previamente, también pretende dar el mensaje de que la familia es más importante que el dinero o como se escucha varias veces a lo largo de la misma: uno no obtiene lo que desea, sino lo que trabaja. Y eso es lo que obtienen Derbez y esta cinta. No desea ser un producto que gane premios, que sea recordada por sus grandes actuaciones o su estupendo guión. No, esta película tiene un trabajo, o dos, que son entretener y vender boletos. Ahí, en ese terreno, cumple su cometido al reportar excelente recaudación en Estados Unidos entreteniendo a la enorme comunidad hispana, que es a la que apunta.

A pesar de que no será recordada como la comedia del año, sí es capaz de hacerte pasar un buen rato, sacarte algunas risas y desestresarte. Los valores de producción son altos, pues estamos hablando de una película de manufactura hollywoodense, ahí no le pierdes. Así que si no tienes nada más que ver, adelante, ve a tu cine favorito y mírala. Humor sencillo y al alcance de la mano.


Enjoy!

Publicado originalmente en El Sol de Chiapas el viernes 26 de mayo de 2017
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Designated Survivor

Cuando se sale de fiesta es común -eso espero que hagan- nombrar a alguien Conductor Designado, que es quien no tomará bebidas alcohólicas para poder manejar y llevar al resto de amigos sanos y salvos a sus casas. Ahora, se imaginan que hayas sido designado, no para conducir después de una noche de juerga, sino para conducir los destinos del país más poderoso del mundo.

Eso le pasa a Tom Kirkman (Kiefer Sutherland), protagonista de la serie Designated Survivor, quien pasa de ser un secretario de medio pelo (Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda) en el gobierno de los Estados Unidos, a convertirse en el Señor Presidente. ¿Cómo pasa esto? Esta es la premisa: durante el Discurso del Estado de la Unión (State of the Union) en el Capitolio, algo así como el informe de gobierno gabacho, ante la presencia de todos los miembros del gabinete y de los poderes legislativo y judicial, ocurre un atentado terrorista que causa la muerte de prácticamente todos los miembros del Estado norteamerica…

Mejor llama a Saúl

Cuando vemos una serie de televisión -una buena serie de televisión-, conocemos a sus personajes, los aborrecemos o los amamos, los recordamos o los olvidamos. Si se trata de los protagonistas es probable que tengamos bien claro quiénes son, cuáles son sus motivaciones y cómo se convirtieron en lo que son o cómo se van transformando desde el capítulo uno hasta el último.

Si han visto Breaking Bad sabrán que tiene una rica gama de personajes que van apareciendo a lo largo de sus cinco temporadas; es seguro que muchos nos quedamos con preguntas como ¿qué es de ellos después del final de la serie? Pero, por otro lado, también pensamos ¿cómo llegó este personaje a ser quien es, a hacer lo que hace o comportarse así?

Sin duda uno de los que ganó más simpatías fue el abogado Saul Goodman y pensando en ello, Vince Gilligan nos trajo de regreso ese mundo con Better Call Saul, cuya tercera temporada salió en abril pasado y está disponible en Netflix (suben un capítulo por semana). En ella se nar…